The Defenders. Si y No

Vapeando. Gerundio de Fumar
Vapeando. Gerundio de Fumar.
agosto 31, 2017
Endogamia Informativa
octubre 24, 2017

The Defenders. Si y No

 

Le tenía muchas ganas a The Defenders y no es lo que esperaba, pero tampoco es mala.

Después de dos series magnificas como Daredevil (las dos temporadas) y Jessica Jones vinieron otras dos menos buenas (no quiero calificarlas de malas), Iron Fist y Luke Cage. Hace ya tiempo que sabíamos que Netflix produciría cuatro series para converger en esta quinta. Y The Defenders es el resultado de la curva descendente que han ido sufriendo estas series individuales.

¿Quiero decir con esto que no merece la pena verla?. No, en absoluto. Si has visto las series anteriores (no es obligatorio, pero si aconsejable), The Defenders mantiene el tipo como hicieron Iron Fist y Luke Cage, pero no se acerca a Daredevil y Jessica Jones ni siquiera en momentos puntuales. No tiene un malvado a la altura de Wilson Fisk, alias Kingpin ni Kilgrave (Vincent D'onofrio y David Tennant, respectivamente), defecto que ya tenían Luke Cafe y Iron Fist donde sus villanos no daban la talla.

 

AVISO. Posibles Spoilers de The Defenders y series anteriores.

The Defenders tiene varias virtudes y también varios defectos. Como virtud destaca el rescatar a Elektra para la serie y convertirla en uno de los ejes principales de la trama. También destaca como hasta ahora la elección de actores, excepción hecha con Finn Jones (Iron Fist) que sigue siendo tan malo como en su serie propia. Y por último son resaltables las escenas de acción, bien coordinadas y ejecutadas.

Pero The Defenders tiene fallos, muchos. Y uno de ellos muy gordo. El peso de la historia recae sobre Iron Fist, sin ningún tipo de duda el peor de los cuatro personajes protagonistas. Lo siento, pero ya no me gustó en su serie propia y aquí sigue siendo igual de malo. Finn Jones no consigue en ningún momento (ni en su serie ni en esta) resultar creible en ninguno de sus roles. Ni como el rico Danny Rand, ni como el joven en busca de un propósito y por supuesto tampoco como Iron Fist.

Pero si que es cierto que todo esto queda más o menos compensado en parte cuando Iron Fist sale de escena y son el resto de personajes (secundarios incluidos) los que toman las riendas.

Otro de los problemas que tiene la serie son los villanos. No se puede malacostumbrar a la gente con villanos de la categoría de Wilson Fisk o Kilgrave y luego pegar el bajón de esta manera. Lo siento particularmente por Sigourney Weaver, una actriz a la que tengo en alta estima, pero que en este caso pasa el aprobado por los pelos, y por Wai Ching Ho (Madame Gao) ya que su personaje estaba creciendo de muy buenas maneras en las series anteriores y en esta la han dejado de simple comparsa y la han convertido en la super-abuela.

 

En definitiva The Defenders pasa el corte de las series de Marvel en Netflix con un aprobado tirando a notable, pero sin alardes. Tienen que mejorar mucho en caso de que quieran volver a montar una reunión de herores en los próximos años.

De momento lo que queda es volver a disfrutar de las series propias de Daredevil, Jessica Jones y esperemos que de la nueva The Punisher, que a la chita callando apunta muy buenas maneras.

Como consejo a los productores para la próxima The Defenders espero que cambien a Iron Fist por The Punisher entre los protagonistas. No hace falta matar a Danny Rand, con mandarlo al Himalaya a que medite un rato ya va bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *