Star Trek Discovery. Otra de multiversos

Politica Cuantica
Más Política Cuántica
junio 1, 2018
Players
Y la culpa es de…
junio 12, 2018

Star Trek Discovery. Otra de multiversos

El primer contacto que tuve con los multiversos fue a principios de los 80 con el cómic Días del Futuro pasado, una joya escrita por Chris Claremont y dibujada por John Byrne y que destrozaron hace unos años en una olvidable película.

En aquellos momentos se usaban para saltar los “puntos de inflexión” (o lo que se le ocurriese al guionista de turno), pero con la llegada de “lo cuántico” ahora saltar a un universo alternativo es casi más fácil que bajar a comprar al Mercadona.

Ahora Star Trek Discovery nos vuelve a plantear la situación de los multiversos en esta nueva serie avalada por Netflix y que en apariencia "conecta" en algunos puntos con las últimas películas de la franquicia espacial.

No soy muy de Star Trek, lo reconozco. Nunca me ha gustado el Capitan Kirk original, Spock si que molaba, pero tanto las películas como las series me parecían insulsas. Lo intenté con La Nueva Generación y con Espacio Profundo Nueve, pero nada. No hubo forma.

Tuvo que venir J.J. Abrams y con él una nueva visión de la saga para que me medio enganchase. Un nuevo Capitán Kirk que esta vez si me convencía y un Spock que me convence menos pero que cumple.

Y tras esta introducción llegamos a Discovery, la última incorporación de la franquicia Star Trek. La verdad es que la he visto de casualidad. Tenía dada de baja la subscripción a Netflix y no pensaba darla de alta de nuevo hasta que emitiesen el final de Sense 8, pero Netflix en su política de fidelización me mandó un correo para un mes gratis y volví.

Así que empecé con Discovery principalmente por su reparto. Empezando por Sonequa Martin-Green a la que le eché un ojo en The Walking Dead y que aquí es la protagonista casi absoluta de la serie. Ya me gustó peleando con los zombies y ahora, en general soporta bien el peso de la serie haciendo un papel paralelo al de Spock en las series principales. Aunque falla un poco en las partes mas dramáticas de la serie, cumple muy bien en las escenas de acción y los momentos críticos. Aunque eso si, lleva un peinado horroroso.

A destacar también a Jason Isaacs, muy conocido por su papel de Lucius Malfoy en las películas de Harry Potter, Isaacs es uno de esos actores secundarios que llena la pantalla cuando aparece. Una presencia que nunca sabes si es bueno, malo o muy malo, lo que en Discovery es una gran ventaja dada la dualidad de la personalidad de su personaje, a veces dictatorial a veces padre sabio.

Y para finalizar el elenco de personajes importantes tenemos a Michelle Yeoh, a la que yo recuerdo principalmente por su papel en Tigre y Dragón y que aquí tiene un papel corto pero muy relevante y que espero vaya a más en la segunda temporada. Viendo la serie me ha pasado que cuando Michelle Yeoh empieza a repartir estopa en las escenas de acción dices aquello de “no tienes posibilidades de ganar chaval, es Yu Shu Lien!! (su personaje en Tigre y Dragón)”.

El resto de actores secundarios flotan entre lo “pasable” y lo “malo”, pero hay dos que cabe destacar, que son el teniente Stamets (Anthony Rapp) que pasa de “malo” a “progresa adecuadamente” y Ash Tyler (Shazad Latif) que directamente pasa de “malo” a “por favor, que alguien lo mate”.

En cuanto a la serie en si, sin entrar en spoilers, decir que es una serie con bastantes dosis de acción para lo que yo recuerdo de Star Trek, más por el camino de Star Trek En la Oscuridad, lo cual para mi gusto es un acierto ya que creo que es lo mejor de lo "nuevo" de Star Trek. También decir que el tema del universo alternativo está bien tratado pero con un poco de exceso en el vestuario.

La serie lleva un desarrollo bastante lógico en la trama, explicando poco al poco el proceso y los acontecimientos que nos llevarán al núcleo central de la trama de esta temporada, no haciendo demasiado complejo el ver por donde van a ir los tiros pasados un par de capítulos.

En general Discovery es una serie de nivel medio, con un presupuesto ajustado en efectos especiales y que navega en las procelosas aguas de “ni para ti ni para mi”, con lo que tiene las mismas posibilidades de ir a mejor o a peor. Lo bueno es que perteneciendo al universo Star Trek es probable que su gran base de fans la salve lo suficiente como rectificar el rumbo es caso de que la jodan mucho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *